En el mar tienen un aspecto vistoso y una vez sacadas, toman colores de tonos oxidantes y vistas en crudo su aspecto no es agradable. Se consume en algunas zonas costeras de la provincia de Cádiz y del Delta del Ebro.


En el mar tienen un aspecto vistoso y una vez sacadas, toman colores de tonos oxidantes y vistas en crudo su aspecto no es agradable. Se consume en algunas zonas costeras de la provincia de Cádiz y del Delta del Ebro.

Se enjuagan bien, se rebozan en harina de freír pescado y se fríen con aceite de oliva. Cuando son pequeñas se hacen enteras y si son grandes se trocean, también se pueden cocinar en arroz.  

Debido a la poca capacidad de conservación que ofrecen, es un plato que sólo se puede ofrecer en las regiones costeras. Es un plato que se suele servir como tapa en algunas ocasiones.

A veces se sirve con acompañamiento de pescaíto frito diverso. En Italia se suele marinar en aceite de oliva y luego se fríe hasta estar dorada. Su aroma es fuertemente marino. Debido a su capacidad urticante suelen prepararse marinadas maceradas con vinagre durante algún tiempo y tras su fritura pierden esa propiedad urticante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *